Cómo integrar el color lavanda en la decoración

Trinidad Olguin Mazo Trinidad Olguin Mazo
Chalet unifamiliar La Piovera, Alicia Peláez Sevilla - Interiorismo y Decoración Alicia Peláez Sevilla - Interiorismo y Decoración Коридор
Loading admin actions …

Cada vez es más frecuente ver vitrinas y aparadores de tienda vestidos de color lavanda. Por una buena razón este color es considerado tendencia en interiorismo, decoración, diseño y moda desde el 2020. Gracias a sus múltiples cualidades, integrarlo puede aportar un toque elegante, fresco, y por qué no, místico a tus espacios favoritos. 

Esta tonalidad, proveniente del morado, se obtiene de la mezcla del rojo y el azul y su significado está relacionado con el feminismo, la pasión y la frescura. Asimismo, algunas variaciones más violetas o azules se asocian con la inteligencia y la riqueza.

Ya sea para el salón, la habitación, el baño o simples toques de color en la decoración, aquí te dejaremos algunos consejos para combinar este magnifico color como todo un experto y darle un toque extra a las habitaciones de tu hogar.

¡No te lo puedes perder!

Psicología del color

La decoración de nuestro hogar es una representación de lo que nos gusta, por así decirlo, una gran parte de nuestra personalidad se refleja en el aspecto y organización de nuestros espacios. Así mismo sucede con los colores que lo integran, los cuales a su vez poseen poderosas cualidades para transmitir emociones. Sin duda, un espacio es capaz de generar sensaciones con tan solo observarlo y por ello,  todo aquello relacionado con el color, la disposición de los muebles o la selección de unos objetos u otros produce un efecto en nosotros.

En el caso del color lavanda, también conocido como color lila, hay muchas cualidades psicológicas que mencionar, y no porque esté de moda, sino porque integrar este color puede traer grandes beneficios en el estado de ánimo y la conexión con nuestro entorno. Así mismo, cuando de decoración se trata, puede jugar como aliado si se combina de la manera adecuada.


Cualidades del color lavanda

Como ya mencionamos, este color se localiza entre los colores cálidos y fríos debido a ser el resultado de la mezcla entre entre el rojo (cálido) y el azul (frío). Esto quiere decir que posee propiedades de ambos lados.

Considerado un color sagrado en muchas culturas, el color lavanda es asociado con la espiritualidad y la sensibilidad. Es un color con profundos efectos sobre la mente, y de hecho lo utilizan los psiquiatras como ayuda para tranquilizar y calmar a pacientes con problemas mentales o nerviosos, ya que transmite paz y combate los miedos y las obsesiones.

El violeta o morado está también relacionado con la creatividad, el misterio, la belleza o los grandes ideales, la fantasía y la introspección.


¿Qué colores combinan con el lavanda?

El color lavanda y sus variaciones se puede combinar muy bien con tonos azules, rojos, rosas y verdes, aunque las diferentes combinaciones de color dependen de qué tono se escoja. Por ejemplo, el color berenjena combina bien con el verde, el azul, el rojo y el amarillo, mientras el lavanda combina mejor con el azul, rosa o verde. Así mismo, el lila claro se ve muy bien con el gris rosado o el azul.

A continuación detallaremos esto:


Variaciones del lavanda y lila claro

En sus variaciones más claras se puede utilizar en papel tapiz, alfombras o en alguna pared, especialmente en los dormitorios. Se utiliza también bastante en baños, por su poder calmante, y no es muy recomendado para cocinas ya que este espacio en particular requiere vitalidad. Son ideales para el estilo Shabby Chic o para un vintage con estilo. Cuando el tono es más rosado o fucsia, va perfecto para el estilo contemporáneo por su energía y vitalidad y para habitaciones de niños.


Variaciones lavanda oscuro y morado

A la hora de utilizar el violeta o el morado en decoración, en su vertiente más viva u oscura no se recomienda su empleo en las paredes de la casa, sino en pequeños objetos, complementos sillas, sillones o adornos, ya que es un color muy fuerte a la vista, absorbe demasiada luz, oscurece los espacios y a la larga puede resultar un tanto opresivo.



Como tono, es un color elegante ideal para pisos señoriales, aunque en su versión más suave o pastel se asocia a la femineidad y por tanto es menos adecuado en ambientes masculinos. No obstante, un tono más oscuro o gris, puede ser el complemento perfecto para espacios que busquen un toque más viril, si es lo que buscas.

Los aliados de siempre

Apartamento en Malasaña, Casa&Foto Casa&Foto Вітальня


La paleta de morados combina a al perfección con colores neutros, como el negro, gris, blanco, crema y beige, al igual que con otros colores morados, especialmente si se combinan en diferentes tonalidades.

En general, este color funciona muy bien con colores que contrastan como el naranja, el azul, mostaza y otros colores vivos. 


 


Cómo combinar el color lavanda según espacio

Cuatro Espacios , Artur Akopov Artur Akopov Вітальня

Sabiendo que hay variaciones del color lavanda, desde un lila claro con matices frescos y suaves que aligeran la decoración hasta unos más oscuros y grisáceos que aportan lujo a la habitación, su combinación va a depender del efecto final que queramos lograr. 

Desde cojines, alfombras, muebles, cristalería, adornos hasta tapicería y paredes color lavanda, es importante primero definir la intención de tu proyecto y dónde quieres utilizar este color. Por ello siempre consulta con un experto que te ayude a encontrar las mejores soluciones de interiorismo para tu hogar. 



Dormitorio:

Una habitación color lavanda es una excelente opción porque es un color muy versátil y fácil de combinar. Si buscas crear un ambiente íntimo y de pareja, los tonos más oscuros de lila o violeta se  pueden utilizar en habitaciones grandes, acompañados con grises y tonos neutros y negro.

Si lo que buscas es un espacio luminoso y que te invite a la calma, los colores lavanda claro son ideales para crear una habitación fresca y luminosa.



Para decorar un cuarto de bebé o de una niña, puedes combinar el lavanda con implícitamente cualquier tono de rosa o amarillo. Para un aspecto campestre o andrajoso, acompaña el lavanda con un color crema, verde salvia o amarillo pálido.

Cocina

Este color no es el más recomendado para la cocina, porque es una habitación que busca vitalidad. Sin embargo, como nada está escrito, integrar platos, tazas o copas de este color en estanterías abiertas, puede aportar un toque divertido a este espacio. Así mismo, flores o algún artefacto electrónico en este color puede ser el complemento perfecto para este espacio.

Baño

Reforma "LLave en mano" en Córdoba, Apersonal Apersonal Ванна кімната

Si te gusta este color y la sensación que transmite pero no quieres que resulte demasiado estridente, mantén una base neutra e incluye pequeños detalles en color lavanda en adornos, toallas e incluso en el jabón. Así mismo, puedes complementarlo con bolsas aromáticas o inciensos ya que se le atribuyen propiedades curativas para combatir el estrés, producir relajo, la ansiedad, la depresión o los problemas para conciliar el sueño.


Salones

Una de las características del lavanda es que e s capaz de adaptarse a todo tipo de estilos, ya que su gama puede evolucionar desde un tono más sutil y elegante a uno con matices más vivos. Puedes utilizarlo en muebles, sin sobrecargar el resto de los elementos. Ahora si quieres incursionar en este color por primera vez, integrarlo en textiles es una buena forma de ver cómo te sientes con este color. Para un aspecto de salón moderno y chic, queda muy bien con una paleta neutra y dorados. Por otro lado si quieres un toque más rupturista opta por tonos más oscuros e integra negro en algunos detalles cercanos para complementar y contrastar


Consejos finales:

Si buscamos un ambiente más sereno, podemos recurrir a este tono, a un lavanda grisáceo, que, gracias a la parte de gris que lleva, proporciona esa sobriedad y elegancia que tan bien sabe aportar este color.


El color lavanda es un tono versátil y sirve para decorar dormitorios de todas clases y géneros.


Si buscas integrar este color en un estilo más masculino y sobrio, el lavanda también es un color adecuado cuando se complementa con tonos neutros y negro.


Si te gusta este color pero no quieres usarlo como protagonista, puedes integrarlo en elementos decorativos como jarrones, cojines, textiles, arreglos flores, en cuadros, velas y lo que se te ocurra.


Y recuerda, los errores más comunes en la decoración se deben a la falta de reflexión, no de gusto. Así que no esperes más y atrévete a probar este color en tus espacios favoritos.


Потрібна допомога з проектом оселi?
Зв'язатися!

Відкрийте для себе натхнення!